Skip to main content

Condiciones de seguridad de niños como pasajeros de moto

octubre de 2019

Los  motociclistas están entre los usuarios viales más vulnerables. En Mar del Plata,  sufren la mayor cantidad de lesiones graves a causa de siniestros. Su vulnerabilidad es consecuencia de la ausencia de protección física frente a un choque, a excepción del casco. Aunque el casco es de uso obligatorio, y la gran mayoría de las personas sabe que es el mecanismo de protección que puede salvarle la vida, muchos motociclistas siguen sin usarlo. El problema es mayor cuando la moto se transforma en el medio de transporte de varias personas o de un grupo familiar. En varios estudios observacionales que realizamos  entre el año 2006 y el año 2014 registramos que el uso de casco era menor a medida que aumentaba el número de ocupantes, y muy bajo entre niños y adolescentes. Por este motivo, entre mayo de 2018 y septiembre de 2019 realizamos un estudio acerca de las condiciones de viaje a la escuela como pasajeros de motos en niños y niñas de educación primaria. Los resultados que obtuvimos son preocupantes.

Las observaciones fueron realizadas en las 17 escuelas primarias municipales de la ciudad. En total registramos 435 motos que transportaban a 976 ocupantes. El 52,4% de los tripulantes fueron niños y niñas de entre 6 y 12 años. El uso de casco fue muy bajo entre los adultos (26%) y entre los niños (25%). Sin embargo, entre los niños y las niñas solo el 13% usaban un casco ajustado y de tamaño correcto para la edad. El 39% de ellos viajaban con ubicación insegura de sus pies, es decir, no los llevaban apoyados. Esto puede derivar en caídas, en quemaduras por proximidad al caño de escape, o lesiones por la cercanía a las ruedas. El 82% de los niños y las niñas transportaban carga (por ejemplo, mochila escolar), un factor que puede afectar su equilibrio y provocar caídas. El 11% de las motos transportaban tres o más ocupantes. Este factor también afecta la estabilidad de la moto. Por otra parte, a medida que aumenta la cantidad de pasajeros se reduce la posibilidad de ir bien sujetado. El 45% de los ascensos/descensos se producía en la calle. El peligro vinculado con este comportamiento puede ser mayor en horario escolar debido al volumen de tránsito.

Estos datos tienen un importante valor diagnóstico sobre las condiciones de viaje de un grupo vulnerable como son los niños. Los resultados deben comprenderse en el marco de los problemas de movilidad urbana que enfrenta la ciudad. El medio de transporte elegido por una persona o un grupo familiar responde a muchos factores, pero uno de ellos es la accesibilidad en términos de costos y de disponibilidad física. En cuanto a la seguridad vial, los resultados son preocupantes y muestran que las condiciones de viaje aumentan el riesgo de usar un vehículo que es peligroso en sí mismo. Los niños deberían viajar bien sujetos, con calzado cerrado y resistente, con los pies apoyados en la moto, o en adaptadores especiales a tal fin, con ropa reflectante, y con casco homologado y adecuado para su tamaño.

Las acciones para mejorar los resultados observados deberían realizarse en distintos niveles. En el plano municipal es importante mejorar las condiciones de movilidad urbana para favorecer el uso de medios de transporte público y/o activo. También deben generarse programas para proveer a los usuarios de los dispositivos de seguridad necesarios, y fijar criterios de edades mínimas para andar en moto. Los controles viales son una acción importante para aumentar la seguridad, pero tienen que ser entendidos como una medida de prevención, antes que de punición. A nivel de las escuelas deberían realizarse acciones educativas enfocadas en las formas de movilidad prevalentes entre niños y niñas, es decir, como pasajeros, peatones o ciclistas. Los adultos también  deben recibir información sobre las necesidades que enfrentan sus hijos y sus hijas según el medio de transporte utilizado. Solo trabajando en todos estos niveles de forma simultánea las condiciones de viaje de los niños podrán mejorar.


DESCARGÁ EL INFORME COMPLETO
Niños y niñas en moto. Estudio Observacional en Escuelas Primarias Municipales de la Ciudad de Mar del Plata.


Fernando Martín Poó