Skip to main content

Encontrar a las personas ausentes, una deuda del Estado

marzo de 2019

(3.220 c)

La desaparición de personas es un flagelo social que no sólo perjudica a las víctimas, sino que somete a las familias de las mismas a una profunda angustia y desesperación. Esta situación se agrava por el hecho de que se ven obligadas a recorrer comisarías, hospitales, dependencias judiciales, y demás instituciones por su cuenta; sin un rumbo, información y contención adecuada.

En ese sentido, según la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas del Ministerio Público Fiscal de la Nación (PROTEX), hasta 2015 se contabilizaban 6.033 casos de personas desaparecidas a nivel nacional, de los cuales el 54% eran mujeres y 46% hombres. Los motivos de estas ausencias fueron diversos, entre los cuales se hallaron algunos hechos ilícitos, como secuestros, trata de personas y prófugos de la Justicia; y otros lícitos, como accidentes o fugas del hogar.

A su vez, el último informe del Registro de Personas Desaparecidas de La Plata dio a conocer que en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires se registraron 50.884 búsquedas de individuos desde 1990 hasta el 2013, pero sólo 3.124 casos correspondían a denuncias realizadas por las familias.

Si bien se avanzó en la creación de un Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), este organismo tiene la particularidad de abarcar la totalidad de los casos del país y, por tanto, es ineficiente en la resolución de gran parte de los mismos. Esto se observa en el hecho de que si bien fue creado en 2016, todavía no es posible acceder a datos actualizados sobre las denuncias existentes y las respuestas otorgadas por el Estado a cada una de ellas.

Por esa razón, ante este preocupante panorama, presenté un proyecto en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires para crear la Agencia Provincial de Búsqueda de Personas Desaparecidas, como órgano descentralizado en el ámbito del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Su objetivo es la coordinación y seguimiento de las tareas destinadas a la localización de personas, cuya desaparición se hubiera denunciado ante cualquier organismo público nacional, provincial o municipal.

Para lograrlo, prevé la activación las medidas necesarias para la búsqueda y el desarrollo de campañas de información y concientización en los medios masivos de comunicación y redes sociales. Asimismo, para una correcta contención de los familiares de las víctimas, esta iniciativa contempla la creación de una Escuela de Formación y Capacitación, cuyo objetivo es instruir y especializar al personal de dicho organismo.

De ese modo, esta agencia busca ser una instancia superadora que se centre en los sucesos ocurridos en la Provincia de Buenos Aires, a fin de garantizar tanto una actuación focalizada, eficaz y permanente, como la evaluación constante de su efectividad.

Avanzar en un ente de estas características, garantizará que el Estado cumpla su función de velar por el derecho a la vida, la integridad personal y la libertad. De esa forma, ante el hecho inadmisible de la desaparición de personas, debe poner a disposición todos los medios y herramientas que aseguren la localización del individuo ausente de manera inmediata junto con una contención integral de la familia.